Escaleras del Santuario

Ir abajo

Escaleras del Santuario

Mensaje por Judwiga el Vie Ago 22, 2014 10:47 pm


“El tiempo pasa tan rápido que cuando te das cuenta, mañana ya es ayer”… Y que de cierto eran tales palabras para Acuario, hace un tiempo estaba comenzando a aceptar sus gustos extraños y religiosidad; y ahora se movilizaba por las escaleras del santuario de Athena, si aquella diosa por la cual justificaba sus raros métodos de exterminación aunque prefería llamarlos “actos Pro humanitarios”.  –El lugar esta desierto…- Ladeo su cabeza provocando que sus rizos rosados cayeran sobre su hombro izquierdo, había subido ya un par de templos y ni un solo rastro de vida humana había entrado en contacto con ella en tanta subidera de gradas y más gradas. Ignoro aquel detalle pues mientras menos ruido mejor para ella y siguió con su andar, tratando de recordar cómo había llegado a obtener la armadura de Acuario o ser invitada a este caluroso lugar –Vamos Jud, es lo de menos ahora que tengo permiso de cumplir con mi deber pero… ¡Por Athena! ¡Cuánto más debo soportar este calor! Cuando llegue a Acuario, congelare todo el templo…- Se dijo a sí misma mientras se abanicaba así misma sin tratar de perder la compostura ganada hace muchos años y colocar como buena niña una sonrisa agraciada y típica de ella misma.

-Y así dicen que soy antisocial comparada con ella- Suspiro resignada presionando su cachete con el dedo índice de su mano derecha, hasta cansarse y divisar a lo lejos la casa de Escorpio, vacía o no quizás podría refrescarse un poco con su cosmos helado y de paso anunciar su presencia ante el dueño de casa. Al hacerlo se apreciaba que de entre sus dedos se generaban varios copos de nieve de color rosáceo que giraban en torno a los deseos de Judwiga que se detuvieron en un instante al divisar algunos felinos en circunstancias no muy agradables -¿Eh?- Con cuidado y pasos sutiles se acercó hasta uno de ellos que parecía estar ¿noqueado?. –Veamos- Dijo creando una varita de hielo entre sus manos mientras se agachaba hasta estar en cuclillas y con la varita de hielo tocar lentamente el gato de pelaje blanco.
avatar
Judwiga

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 09/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escaleras del Santuario

Mensaje por Laciel el Vie Ago 22, 2014 11:29 pm

No tardó en llegar a la casa de Escorpio y se adentró a ella sin poder observar nada fuera de lo común, al internarse notó que no pudo encontrar la presencia de su custodio, tal vez no se encontraba o simplemente se le hizo indiferente la presencia del recién llegado y no se molestó en salir a su encuentro, cualquiera que fuera el caso, el santo de sagitario siguió caminando por el pasillo central que conducía a la salida más próxima.

Casi al salir un maullido llamó su atención, era el mismo gato gris que encontró en al llegar a su templo, se acercó al minino y  este comenzó a frotarse sobre sus pies como la vez anterior. Laciel no pudo sentirse extrañado que se encontrara en aquel lugar. Tal vez… se perdió o quien sabe, pero no pensó que fuera prudente dejarlo solo en la casa de escorpión, después vería que hacer con él por el momento se lo llevó consigo.

Una presencia en la entrada del templo lo puso alerta, aunque descartó que se tratara de un enemigo, seria demasiada fatalidad para un solo día, salió del portal y se topó con una joven de elegante porte en cuclillas y a su alrededor una docena de gatos con aspecto de estar inconsciente.
–…– por un momento dudo en que decir, ganaba más la idea de saber por qué demasiados felinos dentro de las doce casas, pero eso no era la cuestión a tratar.

–Perdón que la interrumpa señorita, pero podría decirme ¿Quién es usted? Y ¿Qué fue lo que les paso a esos animales?–
espero en el pórtico esperando a escuchar la respuesta de la joven dama, demasiado para un solo día y parecía ser que faltaba demasiado para que llegara a su fin.
avatar
Laciel

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 14/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escaleras del Santuario

Mensaje por Judwiga el Sáb Ago 23, 2014 8:27 pm


A pesar de los toquecitos hechos por la vara de hielo el mínimo parecía no responder a los ataques de la acuariana, con cierta decepción reflejada en su rostro por su clásico puchero levanto la mirada observando al resto de gatos, doce en total dispersados en toda la entrada de Escorpio. De nueva cuenta ladeo su cabeza pensando que hacer con ellos, simplemente no podía dejarlos tirados aquí o ¿si podía? De pronto sus ojos violetas brillaron de emoción al darse cuenta de un factible hecho. –Saben, ella siempre dijo que eran adorables. Que sus patas eran muuuuy suaves…- Se deshizo de la vara de hielo con facilidad mientras con ambas manos tocaba las patas delanteras del gato blanco, sintiendo las almohadillas rosaditas con sus pulgares, con un débil apretón las uñas retráctiles del gato se mostraban una y otra y otra vez.  

-¡Oh, Ella tenía razón!, las cosas que me dijo eran ciertas… ¿Y porque sabe ella tanto de gatos?- Dudo de su propia filosofía observando de un lado a otro mientras levantaba las patas del gato un poco, provocando que la cabeza del felino colgara un par de centímetros sobre el suelo del templo. Y como era de esperarse alguien apareció llamando su atención a la vez que dejaba al gato en el suelo. -¿Yo?- Se señaló a sí misma –O si yo… Soy Judwiga de Acuario, un gusto y sobre esto… Me creerá que no se nada- Afirmo aquel hecho tamborileando sus dedos en su quijada. –No son suyos, al igual que ese- Señalo con sus ojos al gato gris que estaba con el pelinegro. – ¡Oh, se está frotando! El dice…- Señalo con la mirada de nuevo al gato -… que usted es suyo.- Una leve sonrisa se mostró en sus labios mientras afirmaba ese hecho de pronto su sonrisa decayó en una línea delgada y fruncía el ceño levemente -¿Y usted es…?-
avatar
Judwiga

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 09/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escaleras del Santuario

Mensaje por Laciel el Sáb Ago 23, 2014 9:58 pm

Observó detenidamente a la joven y quedó un poco extrañado con la pintoresca escena, parecía una niña con juguete nuevo,  solo una niña podía mostrar tanta fascinación por una gata, aunque la felina de blanco pelaje con la que jugueteaba se asemejaba más un peluche que un animal vivo. O esa impresión daba al verla convivir tan emocionada con aquella minina, para finalmente dejarla en el suelo y decir que se trataba de la guardiana del templo de Acuario.

–Ese amigo me siguió por voluntad propio y sobre esos gatos, no sé realmente de quien son, por extraño que parezca parece que en estos días, se ha vuelto costumbre ver gatos deambulando por las doce casas–
dijo mientras notaba como se frotaba el gato gris de nuevo y parecía pedirle con sus ojos que se encargara de sus amigos.–Podría decirse que abusas, veré como los llevo conmigo– dijo  al gato gris antes de ponerse a tratar temas más serios.

–Yo soy Laciel de Sagitario, guardián del templo del Centauro, un gusto conocerla Judwiga de Acuario– expresó haciendo las presentaciones correspondientes. Realmente seguía sorprendido, a primera vista no le parecía ser una saintia dorada, pero la  joven demostró aquel dicho que dice que las apariencias engañan. –Tendré que encargarme de estos animales, aunque trece es un número elevado, ¿Te gustaría hacerte cargo de la gata blanca con que jugabas? Algo me dice que te llevarías bien con ella–  esperó la respuesta de su interlocutora para poder continuar con la plática que estaba iniciando.
avatar
Laciel

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 14/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escaleras del Santuario

Mensaje por Judwiga el Lun Ago 25, 2014 7:10 pm


La acuariana espero pacientemente la respuesta del joven luego de su presentación hace tan solo unos instantes, al escucharlo no puedo evitar fijarse en el gato de pelaje gris que yacía en sus manos, parecían ser amigos de mucho tiempo atrás y no algo reciente como lo interpretaba de las palabras del moreno sobre la crianza de todos los gatos.  Miró el piso pensando que eran demasiados gatos para una sola persona, quizás el santo de Sagitario tenía a alguien viviendo con él en su templo y que le ayudara. –Eso debe ser…- Susurró  por lo bajo casi para sí misma mientras pensaba hasta escucharlo hablar de nuevo. -¡Que! En serio puedo quedarme… Un momento, dijo usted “gata”…- Se le quedo mirando como si el hombre estuviera ebrio.

Bajo la mirada hasta ver al felino blanco y con cierto recelo le levanto una de sus patitas, al hacerlo se sorprendió mucho al ver que en verdad era una “ella” y no un “él” como pensaba. – ¡Eres una niña y yo tratándote como un niño!  Que descuido de mi parte…- Dramatizo con voz dolida colocando una mano en toda su mejilla. –Oh, lo siento me distraje... Y si me gustaría quedármela- Acotó levantándose y alzando a la gata entre sus brazos, recostando su cabeza en su antebrazo izquierdo. – ¡Bien, bien, bien! Ahora que eres mía debo ponerte un nombre… ¿Cómo debo llamarte?...  Copita… eso suena a alcohol. Blanca… muy normal. Queso blanco… ya me dio hambre. Algodón de azúcar… No me gusta cómo suena, mejor en mi lengua madre… ¡Śnieżka! Oh sí, eso suena mucho mejor- Sonrió dando vueltas con el gato en sus brazos ignorando la presencia del moreno unos instantes hasta que en uno de sus giros por poco y pisa a otro de los gatos que aun yacían en el suelo. –Y a donde planea llevarlos. No me diga que a su templo Señor Sagitario o los dejara en la casa de Escorpio, está en casa. Desde que estoy aquí no he visto a nadie más que usted- Preguntó la peli rosada con curiosidad.
avatar
Judwiga

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 09/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escaleras del Santuario

Mensaje por Laciel el Vie Sep 05, 2014 12:31 am

–Realmente estoy platicando con la guardiana de Acuario– susurró solo para sí y el gato gris a sus pies. Comenzando la tarea de tratar de reanimar uno por uno a cada felino, se llevó algunos rasguños de los animales al despertarse algo orientados, pero después de cierta platica gatuna con su compañero de cuatro patas, los animales llegaron a la conclusión que el guardián de Sagitario no tenía la intención de causarles más desgracias. –Bien con eso son los doce– volteo la mirada a la joven. –Planeo darles asilo hasta que ellos quieran estar en el templo,  de cualquier forma está prácticamente vacío, hay demasiado espacio para uno que otro gato– dijo riendo un poco por lo loco que se debió de haber escuchado, debido a que se vería mas como el hogar de un loco ermitaño que el de un santo dorado.

–No sabría responderle, no me topé con nadie en la casa de Escorpio, probablemente no se encuentre o simplemente mi presencia en su templo le fue insignificante y no se molestó en mostrarse, cualquiera de las opciones es posible–
podía deducir que había sido nombrada recientemente como saintia, aunque nada se lo aseguraba. Debía de aprovechar el momento y reunir algo de información que poseyera Judwiga, además de ponerla a tanto de los últimos acontecimientos.

–No me extraña que no hubieras visto a alguien antes, realmente solo he interactuado con tres personas contándola a usted, el primero fue el guardián de la casa de Leo y la otra persona fue nuestra señora, la diosa Athena– dijo con un tono más serio, al igual que su expresión. –La otra persona que conocía era el Patriarca, pero él fue asesinado justo antes de que regresara de mi última misión asignada, así que en estos momentos están las investigaciones para aclarecer ese atroz crimen– podía parecer demasiada información de golpe, pero era mejor dejarse de rodeos.

–Si no es mucha molestia ¿Podría informarme cuanto lleva desde que obtuvo su armadura y si es la primera vez que está dentro del santuario? O ¿Acaso viene de regreso de alguna encomienda?–Fue en ese momento cuando el clima cambió súbitamente y una precipitación asoló todo el recinto sagrado del ejército ateniense, fue algo demasiad brusco y completamente fuera de lo que aparentaba el cielo pocos minutos antes.
 
 
avatar
Laciel

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 14/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escaleras del Santuario

Mensaje por Judwiga el Dom Sep 14, 2014 4:56 pm



La acuariana lucia feliz, mejor dicho más que feliz e tener a Sniezka en sus manos, nunca antes había tenido una mascota y ahora parecía que sus días en la onceava casa no los pasaría sola leyendo o congelando todo aquello que le gustase. El tiempo pasó muy rápido y mientras el santo de sagitario recogía a cada gato que le propinaba uno que otro rasguño,  la peli rosada se encargó de su propio felino que había despertado hace unos cuantos minutos. Al parecer Sniezka no estaba tan feliz de tener dueña pero tampoco parecía huir de las manos de la joven que acariciaba sus orejas por simple juego. –Vamos, no maúlles de esa forma… Solo son caricias, no te estoy matando- Hablo con su gata sosteniéndola a la altura de su rostro mientras la gata parecía mirarla con cara de aburrimiento.  –Eso parece muy asertivo de su parte señor Sagitario. Es bueno saber que no estarán abandonados pero... ¿podrá con los doce?- Indagó desviando la mirada de su felina hacia el dorado que ya contenía los doce gatos y le respondía sobre las ausencias en el santuario de Athena.

-Quisiera creer que es porque el señor Escorpio no estaba presente- Sonrío de lado mientras volvía a abrazar a Sniezka que solo maulló una vez como si estuviera de acuerdo con ello.  –La Diosa… ¡Ah! Me hubiera gustado presentarme ante ella pero supongo que podré hacerlo luego. Eso quiere decir que por ahora hay cuatro santos confirmados incluyéndome….- Pensó unos instantes antes de que sus ojos se ampliaran por sorpresa luego de aquella inoportuna noticia.  -¿El Patriarca?... ¿muerto?... ¿aquí, en pleno Santuario? …- Quedo impactada unos instantes pero luego recuperó todo el sentido de sus acciones asintiendo a las palabras de Laciel. -Debo decir que es inesperado de cierta forma pero algo de lo cual se espera por el cargo que portaba. Siendo así ya no será tan sorpresivo el saber la muerte de cualquiera de nosotros- Podía escucharse cruel pero esa era la situación a la que estaban preparados o al menos así lo pensaba ella desde su punto de vista. –No es molestia, pero no mucho tiempo un año máximo dos pero aun no me atrevía a portarla hasta hoy y si es la primera vez que estoy aquí - Aquello respondía su pregunta.- ¿Y usted?-
avatar
Judwiga

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 09/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escaleras del Santuario

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.